En la recientemente celebrada LVMH Watch Week, TAG Heuer vuelve la vista hacia su colección Aquaracer Professional. Y lo hace con un nuevo reloj centrado, esta vez, en los deportes extremos. 

El nuevo Aquaracer Professional 200 de TAG Heuer hace gala de un diseño personal, elegante y auténtico que continúa el legado iniciado por la marca en cuanto a relojes deportivos de alto rendimiento hace ya más de cuatro décadas. La historia comenzó en 1978, cuando Jack Heuer presentó la referencia 844 de Heuer, diseñada especialmente para hombres y mujeres amantes de la naturaleza, tanto en tierra como en agua.  

La denominación “Aquaracer” se introdujo en 2004 y mantuvo los seis códigos de diseño de la colección: un bisel giratorio undireccional, corona a rosca, resistencia al agua hasta 200 metros, índices luminosos, cristal de zafiro y doble cierre de seguridad.

  

Un nuevo diseño 

Aquaracer Professional 200 ofrece múltiples opciones. En la colección de 40 mm existen dos referencias automáticas y otras dos de cuarzo, mientras que en la de 30 mm hay dos opciones automáticas y cinco con mecanismo de cuarzo. La elección del movimiento comporta cambios sustanciales en el diseño y funcionalidad del reloj. 

Así, los modelos automáticos poseen esferas con gradiante fumé, ventanillas de fecha y grandes segunderos revestidos con Super-Luminova y escalas de minutos más detalladas. Los modelos de cuarzo, en cambio, carecen de fecha y presentan un aspecto más reducido, aunque conservan la misma estética e idénticas características técnicas.  

Aquaracer Professional 200, modelo de 40 mm

Uno de los atributos que comparten todos los modelos es el diseño del reverso de la caja. Dado que estos relojes están pensados para captar el espíritu de la exploración, su reverso está grabado con una brújula, en lugar de la escafandra de buceo típica del Aquaracer.  

“Tanto en las versiones automáticas como en las de cuarzo hemos interpretado el tema de la elegancia, dotando al reloj de un bisel más estrecho, índices más largos y marcadores más destacados a las 3h, a las 6h, a las 9h y a las 12h”, explica Guy Bove, director creativo de TAG Heuer.  

Uno más en la familia 

El nuevo Aquaracer 200 está equipado con mejoras de ingeniería adicionales que se vieron por primera vez en el Aquaracer Professional 300, aunque de manera discreta ya que no se aprecian de forma inmediata. Un buen ejemplo son las mejoras introducidas en el bisel del primer modelo, presentes ahora. “El mecanismo giratorio del bisel es altamente fluido, aunque todavía podremos escuchar ese tranquilizador “clic” que indica su fiabilidad bajo presión”, explican los técnicos de la marca.  

Ambos relojes cuentan con una correa más fina y elegante que destaca por su flexibilidad, ergonometría y durabilidad, y que, en el caso del Aquaracer 200 cuenta con un punto de sujeción con una extensión de 7 mm ajustable.  

Como se ve, existe una clara relación entre el Aquaracer Professional 200 y 300, que se aprecia en detalles como el ya clásico bisel de 12 facetas, en que ambos modelos lucen una esfera decorada con un patrón repetitivo y refinado de líneas horizontales, que sus asas están esculpidas y biseladas, en sus acabados cepillados y pulidos, en su corona a rosca con doce facetas y protección. 

Aquaracer Professional 200, modelo de 30 mm

Hay también sutiles diferencias entre ambos modelos que dan personalidad propia al nuevo Aquaracer Professional 200. Por ejemplo, el nuevo modelo es considerablemente más compacto gracias a su diámetro de 40 mm (en lugar de 43 mm), la escala de buceo que incorpora el bisel ahora está grabada en una inserción de acero en lugar de cerámica.

En cuanto a la geometría, el Aquaracer 200 adopta códigos más clásicos de un reloj deportivo, con marcadores horarios trapezoides de bordes rectos, agujas más pulcras en forma de espada y detalles de un blanco resplandeciente.  A destacar que ambos modelos de la colección Aquaracer Professional han sido diseñados de forma que su ondulación desde las facetas del bisel facilite la sujeción y el ajuste. 

No cabe duda de que se trata de una colección de relojes herramienta, que, reconocen la necesidad más importante de cualquier artículo de lujo: proporcionar una experiencia cada vez que se utiliza.  

En tu pantalla favorita 

Con el fin de presentar al mundo la historia del modelo Aquaracer Professional 200, TAG Heuer ha colaborado una vez más con el legendario director de cine Thierry Donard. Los anuncios se centran en los deportes de vuelo a alta velocidad, esquí sobre hielo y escalada sobre hielo y en cada uno de ellos se puede ver a los atletas utilizando el reloj en asombrosos y bellos espacios naturales.

El TAG Heuer Aquaracer Professional 200 inaugura un nuevo capítulo en la historia de los relojes TAG Heuer, diseñado y concebido para vivir las mayores aventuras de la vida. Un reloj creado para exploradores y aventureros. 

Aquaracer Professional 200 de 40 mm 

Movimiento: 

  • Automático Calibre 5. 
  • Funciones de horas, minutos, segundos y fecha.  

Características: 

  • Caja de 40 mm de diámetro de acero pulido.
  • Esfera negra o azul, ligeramente ahumada, cepillada con efecto “rayos de sol”.
  • Índices y agujas revestidos de Super-LumiNova blanco.
  • Bisel giratorio unidireccional de acero con escala de 60 minutos.
  • Estanqueidad de 200 metros.  

Brazalete: 

  • Armis de acero de tres filas.
  • Hebilla desplegable con dos pulsadores de seguridad.
  • Mecanismo de extensión para ajustar el punto de sujeción.  

Otras versiones: Existe también con movimiento de cuarzo sin indicación de la fecha, con esfera negra o plateada. 

Precio: 2.500 € para el automático y 1.850 € para el cuarzo. 

Aquaracer Professional 200 de 30 mm 

Movimiento:

  • Automático Calibre 9.
  • Funciones de horas, minutos, segundos y fecha.  

Características: 

  • Caja de 30 mm de diámetro de acero pulido.
  • Esfera de nácar negro o azul ligeramente ahumada con 11 diamantes. 
  • Índices y agujas revestidos de Super-LumiNova blanco. 
  • Bisel giratorio unidireccional de acero con escala de 60 minutos.
  • Estanqueidad de 200 metros.  

Brazalete: 

  • Armis de acero de tres filas.
  • Hebilla desplegable con dos pulsadores de seguridad.
  • Mecanismo de extensión para ajustar el punto de sujeción.  

Otras versiones: Existe también una versión de cuarzo con esfera de nácar blanco y 12 diamantes. Otra versión con 12 brillantes en la esfera y 22 engastados en el bisel. Y otra también de cuarzo sin diamantes con esfera negra, azul claro o plateada. 

Precio: 3.100 € para el modelo automático. Y desde 1.750 €4.350 € para los modelos de cuarzo con o sin diamantes.