Ágil y funcional para la ciudad, amplio y versátil para viajar. Así es el nuevo Mazda CX-30, un SUV híbrido y compacto con un diseño muy intuitivo que sigue la filosofía Kodo y ofrece nuevas funciones de conectividad y un mayor nivel de seguridad. Objetivo: mejorar la experiencia de conducción.

Dinamismo, versatilidad, elegancia, potencia y seguridad son las principales características del nuevo Mazda CX-30. Un SUV híbrido con las dimensiones exteriores de un compacto, que supone una incursión en un nuevo segmento de mercado. De espíritu urbano y viajero al mismo tiempo, su tecnología avanzada, sus nuevas funcionalidades y su diseño Kodo, más evolucionado pero sin renunciar a su vitalidad, le proporcionan un imponente porte y dan al conductor una agradable y cualitativa sensación de conducción.

Entre la amplia gama de colores del nuevo Mazda CX-30 destaca por su elegancia el polymetal gray

La evolución del diseño Kodo

El nuevo Mazda CX-30 representa el desarrollo más reciente del revolucionario lenguaje de diseño Kodo. Conservando toda la vitalidad del concepto original “Alma del movimiento”, Kodo ha evolucionado para ofrecer una mayor exclusividad a través de la elegancia y la pureza de su estética minimalista. Una estética en la que menos es más, y que se inspira en la tradición japonesa y la belleza del espacio vacío entre los objetos. 

Sin perder la robustez que se espera de un SUV, el nuevo Mazda CX-30 hace gala de un diseño exterior de líneas puras y fluidas. Así, mientras la mitad superior de la carrocería tiene la silueta aerodinámica de un cupé, la parte inferior, con un revestimiento negro, transmite la sensación de estabilidad, solidez y potencia propias de un SUV. 

Inspirado en el diseño Kodo, el Mazda CX-30 hace gala de una estética minimalista de líneas puras

“Cargar y Liberar” 

Lo cierto es que el estilo del nuevo CX-30 está dominado por el novedoso concepto visual “Cargar y Liberar”, que deriva de la técnica de la pincelada de la caligrafía nipona. Esta técnica integra tres factores esenciales de la evolución del diseño Kodo: Yohaku, o la belleza del espacio vacío; Sori, curvas armoniosas y equilibradas; y Utsuroi, el juego de las luces y las sombras.

La filosofía de diseño centrada en el ser humano y en el uso del Ma o espacio vacío inspiran el interior de este nuevo Mazda CX-30. Un buen ejemplo es la perfecta combinación entre el puesto de conducción, acogedor y recogido, y el espacio, abierto y despejado, que rodea el asiento del acompañante. Excelencia y ergonomía con técnicas de vanguardia son aquí la clave. 

La filosofía Ma inspira el interior de este versátil y elegante SUV

Un salto cualitativo

Como toda la gama de séptima generación de vehículos Mazda, el CX-30 representa un salto cualitativo en calidades percibidas y en calidad de rodadura. Un elemento fundamental son las pinzas de freno, de nuevo diseño, que garantizan en todo momento una holgura constante entre las pastillas de freno y los discos, incluso después de frenar a fondo. Esta mejora reduce considerablemente la resistencia de rodadura a la vez que añade un mayor control del vehículo. El resultado es una excelente capacidad innata para mantener el equilibrio, además de mejorar sustancialmente la experiencia de conducción. 

El nuevo CX-30 es un salto cualitativo en calidades percibidas y calidad de rodadura

Finalmente, destacar que los motores de gasolina (e-Skyactiv-G y el fantástico e-Skyactiv-X) de este nuevo Mazda CX-30 incluyen de serie el sistema inteligente Mazda M Hybrid. Un sistema híbrido ligero, compacto y eficiente, que garantiza eficiencia de combustible y potencia con una aceleración sensible y mejor capacidad de maniobra en cualquier carretera. Ventajas que hacen merecedor a este potente y dinámico SUV de la etiqueta ECO en ambas motorizaciones.

Todos los motores de gasolina incluyen el sistema M Hybrid, lo que les garantiza la etiqueta ECO