Ulysse Nardin celebra el año del mono con el lanzamiento de su nuevo modelo Classico Monkey, una edición limitada a 88 piezas en oro rojo de 18k dotado de un movimiento automático UN-815 y certificado oficial COSC.

En el calendario chino, el mono es el noveno signo del zodiaco. Un animal que se distingue por su fuerte personalidad, su curiosidad, picardía e inteligencia que le hace mostrarse a la vez juguetón, a la vez malicioso.

Como otras casas relojeras, Ulysse Nardin se inspira en este curioso animal para sus nuevas colecciones. En esta ocasión, tomando en cuenta el universo de los cómics consigue que la esfera del Classico Monkey muestre una escena realista hasta en los mínimos detalles que pretende reflejar perfectamente la mente ágil y vivaz de este primate, de manera que el mono parece escaparse saltando entre las hojas de la palmera.

Esto es posible gracias a la técnica de esmaltado champlevé, una técnica utilizada desde tiempos antiguos y que Ulysse Nardin lleva 25 años realizando, en el que primero las celdas a esmaltar son talladas o grabadas durante el colado de la fundición en la superficie del objeto metálico, para después rellenarlas con esmalte vítreo que a continuación se funde y cuando se enfría se procede a pulirlo. La manufactura de Alta Relojería sigue siendo una de las pocas en seguir con esta tradición y arte secular en los talleres de Donzé Cadrans, que forman ahora parte del grupo Ulysse Nardin. La colección Classico cuenta con varios modelos esmaltados que muchos admiran y coleccionan.

El modelo con caja de 40 mm de diámetro, carga automática, reserva de marcha de 42 horas y hermeticidad de hasta 50 metros, presenta funciones de horas, minutos y segundos. Su impresionante esfera grabada con esmalte champlevé y motivo “Singe” de oro rojo de 18k combina a la perfección con el destacado fondo de caja transparente con cristal de zafiro antirreflejo atornillado. Se acompaña por una correa de cuero con boucle ardillon en oro.