Hirini, capitana del equipo de las Black Ferns de Rugby 7 y una de las más prestigiosas lideres del deporte femenino, es una de las caras principales del rugby en su país. 

Desde que se convirtió en la primera jugadora de Rugby con contrato de Nueva Zelanda en 2013, Sarah Hirini ha disfrutado de una carrera meteórica en su deporte. Este próximo año 2022 aspira a competir en la Copa del Mundo de Rugby 7 y en la Copa del Mundo de Rugby 2021

Sarah Hirini fue medallista olímpica en los JJ.OO. de 2016 en Río, donde consiguió una valiosa medalla de plata para su país. Tuvo un breve paso por el Rugby 15 en 2017, especialmente en una gran victoria ante Irlanda en la Copa del Mundo

Despues, con las Black Ferns de Rugby 7 consiguío la medalla de oro en los Juegos de la Mancomunidad de 2018 en Gold Coast, y la Copa del Mundo de Rugby 7 en San Francisco. Sarah ha sido la primera jugadora de la serie mundial de Rugby 7 en alcanzar 200 partidos. 

Hirini y las Black Ferns, formados por las mejores jugadoras de Nueva Zelanda, tienen un futuro apasionante por delante, ya que, en solamente 18 meses, van a competir a nivel mundial en ambos formatos de Rugby. 

Tudor se enorgullece de colaborar con estos equipos, y con el Rugby en general, ya que es un deporte donde priman los valores, el corazón y el espíritu. Un deporte que sigue y sigue creciendo a nivel mundial, que cada vez es más practicado por el público femenino y que sigue peleando día a día por su espacio. 

Este próximo año el equipo de las Black Ferns defenderá el trofeo que ganó la pasada edición. Y solamente un mes después se jugará en Nueva Zelanda la Copa del Mundo de Rugby 2021, retrasada un año por la pandemia del Covid-19.