El primer reloj nacido de la asociación de Richard Mille con Ferrari destaca por su extrema delgadez, tan solo 1,75 mm en total con un mecanismo de 1,18 mm. Toda una muestra de destreza y talento con un objetivo común: rendimiento y perfección. Es una edición limitada a 150 ejemplares. 

En 2021, impulsados por la búsqueda de una común perfección, Ferrari y Richard Mille unieron fuerzas para crear una asociación duradera y de largo plazo. El resultado de este camino es la creación de un excepcional reloj ultraplano, el RM UP-01 Ferrari.  

Desde su fundación, hace poco más de dos décadas, los relojes RM se han caracterizado siempre por su innovación y vanguardia. Dos conceptos que esta joven manufactura lleva cada vez al límite, introduciendo materiales completamente novedosos, creando geometrías imposibles en colaboración con punteras empresas de aviación y del mundo del motor.  

Ferrari, Richard Mille UP-01 Ferrari, camino a la perfección

Es, precisamente, la pasión por la mecánica de su fundador, Richard Mille, lo que da a sus relojes la calificación de excepcionales. Buena prueba de ello es el último modelo salido de la manufactura. El RM UP-01 Ferrari, al que también recientemente precedió el conocido como Samurai, y sobre el que volveremos en próximas ediciones de la revista.  

RM UP-01 Ferrari, espíritu revolucionario

Por el momento, centrémonos en el RM UP-01 Ferrari, un reloj pionero, que hace gala de este espíritu revolucionario. Rompiendo con las directrices estilísticas de la marca, pero a la vez manteniendo su identidad y espíritu. El RM UP-01 Ferrari es un triunfo de la destreza técnica.  

Ferrari, Richard Mille UP-01 Ferrari, camino a la perfección

Este reloj es el resultado de años de trabajo, docenas de prototipos y más de 6.000 horas de desarrollo y laboratorio. “La manufactura estaba decidida a conservar la arquitectura tradicional en la que el movimiento se ensambla dentro de la caja en lugar de una construcción en la que la placa base sirve también de fondo de la caja para asegurar la total resistencia a los golpes en cualquier circunstancia”, como explican los ingenieros de la marca.  

El desafío de crear un reloj ultraplano obligó a Richard Mille a distribuir lo que no se podía apilar en una superficie más amplia, creando una simbiosis perfecta entre el movimiento y la caja, el uno asegurando la rigidez y seguridad del otro. El movimiento de carga manual con horas, minutos y selector de funciones RM UP-01 es capaz de soportar aceleraciones de más de 5000 g, cuenta con un grosor de 1,18 mm, un peso de 2,82 gramos y una reserva de marcha de 45 horas.  

Ferrari, Richard Mille UP-01 Ferrari, camino a la perfección

“Para un proyecto de este tipo era necesario dejar de lado el conocimiento que habíamos acumulado durante años de práctica y todos los estándares de relojería imaginables”, explica Julian Boillot, director técnico de Cajas en Richard Mille. “Esto es precisamente lo que hicimos a lo largo de nuestra colaboración con los laboratorios de Audemars Piguet Le Locle, recortar estas últimas centésimas de milímetros de grosor fue un proceso extremadamente exigente.” 

Adaptar y repensar 

Para garantizar el funcionamiento impecable del reloj, el tren de rodaje, el fondo de la caja y los puentes esqueletizados están fabricados en titanio grado 5. Multitud de elementos del reloj como el barrilete, el escape, el volante y el dardo han sido rediseñados para adaptarse a las necesidades tan concretas de un reloj ultraplano. “También fue necesario adaptar y repensar el mecanismo de cuerda y eliminar la tija de cuerda. En su lugar, las dos coronas, una para la selección de funciones y la otra para utilizar la función seleccionada, se han integrado en la caja como ruedas de movimiento”, explica la manufactura.  

Como material para la caja, de solo 1,75 mm de altura y una resistencia al agua de hasta 10 metros, se eligió el titanio por las ventajas que ofrece al combinar ligereza y resistencia. Los dos cristales de zafiro, uno sobre los indicadores de tiempo cuyas agujas están directamente fijadas a las ruedas, y el otro colocado sobre el regulador también han sufrido una reducción de espesor a dos décimas de milímetro.  

Ferrari, Richard Mille UP-01 Ferrari, camino a la perfección

Al igual que la prestigiosa casa Ferrari, leyenda del automóvil italiano, y en consonancia con los estándares de Richard Mille, los 150 relojes de edición limitada de la serie RM UP-01 Ferrari combinan innovación y rendimiento, fuerza y estética. Un trabajo de destreza y talento conseguido gracias a la fructífera unión entre Ferrari y Richard Mille.  

Ficha técnica:  

Movimiento:
  • Calibre RMUP-01.
  • Movimiento ultrafino de cuerda manual con horas, minutos y selector de funciones.
  • Placa base y puentes de aleación de titanio grado 5.
  • Grosor del movimiento de 1,18 mm.
  • Selector de funciones integrado en el bisel y situado entre las 10 y 11 horas.
  • Escape ultraplano patentado con volante de inerciia variable en aleación de titanio grado 5.
  • Barrilete de rotación rápida.
  • Dientes del barrilete y piñón de la rueda primera con perfil de envolvente.
  • Tornillos Spline de titanio grado 5 para los puentes y la caja.
  • Reserva de marcha de 45 horas.  
Características:
  • Caja de titanio grado 5 de 51 mm de diámetro y 1,75 mm de grosor.
  • Esfera horaria de cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos en ambas caras con 0,45 mm de grosor.
  • Esfera del volante de zafiro con tratamiento antirreflejos en ambas caras con grosor de 0,20 mm en el centro y 0,30 mm en los bordes.
  • Coronas de acero inoxidable 316L con tratamiento DLC.
  • Piezas de acero con superficies microgranalladas, estiradas a mano, achaflanado y pulido a mano.
  • Engranajes achaflanados cóncavos con herramientas diamantadas.
  • Caras con pulido circular.
  • Edición limitada de 150 ejemplares. 
Brazalete:
  • Correa del reloj en caucho 

Precio: 1.700.000 francos suizos (+ IVA) 

Ferrari, Richard Mille UP-01 Ferrari, camino a la perfección