La manufactura ginebrina presenta nuevas versiones de tres de sus más emblemáticos cronógrafos dotados con funciones adicionales. A destacar el cronógrafo automático flyback con calendario anual ref. 5905/1A, un atractivo reloj que ahora se lanza con caja y brazalete de acero y esfera verde oliva.  

La importancia de los cronógrafos, sencillos o con complicaciones, en la historia y la evolución de Patek Philippe es grande. Tanto es así que en la actualidad están entre los relojes más codiciados por coleccionistas de todo el mundo. Patek mantiene en su catálogo más de 20 modelos diferentes a los que se suman ahora tres nuevas versiones con complicaciones adicionales. 

Ref. 5905/1A, decididamente deportivo 

El nuevo cronógrafo flyback con calendario anual ref. 5905/1A se presenta ahora en una primera versión de acero, incluido su brazalete integrado, lo que le confiere un estilo marcadamente deportivo, que se completa con una esfera en color verde oliva soleil. 

Presentado por primera vez en 2015 en versión de platino y esfera azul, y posteriormente en 2019 en oro rosa con esfera marrón, este reloj combina dos complicaciones de las que Patek suele definir como útiles, es decir, un crono flyback y un calendario anual patentado.

Realizado ahora en acero, un material poco frecuente en las colecciones de esta manufactura, y con armis integrado de tres filas de eslabones pulidas y satinadas, esta nueva versión “renueva la forma de llevar un reloj con complicaciones en el día a día”, asegura la marca. Y lo cierto es que su diseño es más moderno y audaz.  

A esto contribuye, sin duda, su armoniosa esfera verde oliva soleil, que le da un toque elegante y contemporáneo y favorece una perfecta legibilidad de las funciones adicionales con aguja de cronógrafo central, esfera auxiliar de 60 minutos a las 6h y tres ventanillas para el día, la fecha y el mes que permiten la lectura instantánea de las indicaciones del calendario anual. Este tipo de calendario, patentado por Patek, tiene en cuenta automáticamente los meses de 30 y 31 días y solo requiere una corrección al año el 1 de marzo.   

Su movimiento automático, calibre CH 28-520 QA 24H, fiel a la tradicional rueda de pilares que transmite las órdenes al cronógrafo, se aprecia a través del fondo de cristal zafiro. Una de las características de este calibre es que “en lugar del embrague horizontal de ruedas dentadas posee un embrague vertical con discos.

«Dado que esta moderna solución técnica no sufre prácticamente ningún desgaste, también es posible utilizar la aguja central del cronógrafo para la indicación permanente de los segundos”, explican los relojeros de la marca.  

Ref. 5204R, un gran clásico 

Como reconoce la propia marca, el cronógrafo ratrapante con calendario perpetuo referencia 5204 es el heredero de una de las grandes complicaciones más codiciadas de Patek Philippe. Un emblemático reloj que desde 2016 está disponible en dos versiones de oro rosa, una con esfera opalina y pulsera de aligátor marrón chocolate y otra con esfera opalina negro ébano y brazalete tipo goutte de oro rosa.

Ahora, en el último trimestre de 2021, Patek recurre en el oro rosa, pero esta vez con esfera gris pizarra soleil a juego con una correa de piel de becerro en el mismo color con motivo aligátor cosida a mano y cierre desplegable de oro.  

La atractiva esfera permite una total legibilidad gracias a los índices aplicados y las agujas de oro rosa tipo dauphine con revestimiento luminiscente. El día y el mes se indican en dos grandes ventanillas en línea a las 12h, el calendario por aguja se situa a las 6h, con ventanilla para las fases de luna, y el pequeño segundero y el contador de 30 minutos instantáneo aparecen en dos esferas auxiliares a las 9h y a las 3h. A esto hay que añadir las dos ventanillas redondas que muestran los años bisiestos a las 4h30 y la indicación día/noche a las 7h30.  

Con una peculiar arquitectura y un diámetro de 40 mm con bisel cóncavo y asas con molduras, la caja de oro rosa de este sugerente reloj está pulida íntegramente a mano. En cuanto al fondo de la caja, el reloj se entrega con un fondo macizo intercambiable con otro transparente de cristal zafiro, que ofrece una magnífica inmersión en el corazón de su calibre CHR 29-535 PS Q.

Un movimiento que se caracteriza por su arquitectura tradicional de cuerda manual, dos ruedas de pilares y embrague horizontal que, sin embargo, combina a la perfección con siete innovadoras patentes: seis de ellas para el cronógrafo y una para el mecanismo de ratrapante. Sin duda, todo un espectáculo con un esmerado acabado, como mandan los cánones Patek Philippe

Ref. 5930P, un reloj de culto 

Si hasta ahora existía en oro blanco con esfera y pulsera azules, presentada en 2016, el cronógrafo automático flyback con hora universal referencia 5930 se presenta estos días en una sofisticada versión en platino con esfera y pulsera verdes.  

Inspirado en una pieza única de 1940, este reloj, de espíritu cosmopolita y un tanto deportivo, combina una complicación emblemática en la historia y las colecciones de la manufactura ginebrina. Ahora, Patek decide reforzar la personalidad de este reloj de culto en una nueva y audaz versión que, sin embargo, no renuncia al clasicismo. 

Su caja de platino, totalmente pulida a mano, con las asas de la pulsera en forma de alas típicas de los relojes de Hora Universal de los años 1940 y 1950, está engastada con un diamante a las 6h, como todos los relojes de platino de la casa.  

Los nombres de las ciudades están inscritos en verde en el disco correspondiente. El mismo color que se ha elegido para el centro de la esfera, que hace gala de un decorado circular guilloché a mano, mostrando así el perfecto dominio que Patek tiene de las técnicas de alta artesanía, tan queridas para la manufactura. 

Como no podía ser de otro modo, este Hora Universal indica simultáneamente la hora de los 24 husos horarios. “Un mecanismo patentado permite corregir todas las indicaciones cuando se cambia de huso horario con sólo presionar el pulsador situado a las 10h, sin que esto afecte a la precisión del movimiento”, explican los relojeros de Patek

Patek-Philippe-02-2

Lo cierto es que su mecanismo de carga automática, calibre CH 28-520 HU, es un movimiento de alto rendimiento, dotado con rueda de pilares y embrague vertical con discos. Precisamente gracias a este moderno embrague, la aguja central del cronógrafo puede utilizarse también para indicar los segundos de forma permanente, con un desgaste mínimo y sin influir en la precisión ni en la reserva de marcha del movimiento.

El pulsador situado a las 4h permite iniciar instantáneamente un nuevo cronometraje cuando la aguja central ya está en marcha (función flyback) o puede utilizarse también, como decíamos, para la indicación permanente de los segundos.  

En definitiva, una gran complicación versátil, de espíritu contemporáneo y vocación cosmopolita que, sin duda, hará las delicias de los amantes de la buena y bella relojería, convirtiéndose en reloj de culto, como ya lo hace su predecesor en oro blanco y esfera azul.