Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya están en marcha y Omega tiene a pleno rendimiento sus cronometradores con la tecnología más puntera. Y es que, por 29º vez en la historia, la marca suiza es cronometrador oficial de estas Olimpiadas. 

Con casi 90 años de experiencias, presente en casi todas las ediciones de los Juegos Olímpicos desde 1932, Omega ha desarrollado e implementado en estos años muchas de las tecnologías de cronometraje más famosas del deporte. 

La tecnología más avanzada

Omega Photocells. Juegos Olímpicos Tokio 2020

Para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que se están celebrando en estos días, Omega ha desplegado la tecnología más vanguardista para la medición de datos en tiempo real. “Tecnologías de detección de movimiento y posicionamiento que redefinirán la comprensión del deporte”, explica la marca.

Lo cierto es que las cifras hablan por sí solas. Además de 400 toneladas del más moderno y fiable equipamiento, la marca suiza cuenta en estos Juegos Olímpicos de Japón con 530 cronometradores y profesionales in situ, 900 voluntarios, 350 marcadores específicos para cada deporte, 85 marcadores para el público y 200 kilómetros de cables y fibra óptica. 

Nuevos y vanguardistas dispositivos

Pistola electrónica de salida Omega. Juegos Olímpicos Tokio 2020

Y es que cada prueba deportiva tiene sus propios sistemas de cronometraje y tecnología específica según el deporte de que se trate. Uno de los dispositivos que Omega ha puesto en marcha en estos Juegos Olímpicos de Tokio es la pistola electrónica de salida, que, conectada a unos altavoces situados detrás de cada corredor, permite una salida igual para todos los atletas.

Los bloques de salida en atletismo también han sido mejorados con sensores incorporados que miden la presión del atleta contra el reposapiés 4.000 veces por segundo. Estas mediciones de fuerza se envían inmediatamente a un ordenador in situ para que los jueces puedan comprobar visualmente cualquier salida en falso. 

La Scan’O’Vision MYRIA es la cámara photofinish más avanzada de la historia de Omega. Situada en las líneas de meta de las carreras de velocidad, vallas y otras, graba hasta 10.000 imágenes digitales por segundo y produce una foto compuesta que permite determinar las clasificaciones y los tiempos oficiales de cada prueba con total exactitud. 

Una revolución sin precedentes

Omega Swimming Light Show. Juegos Olímpicos Tokio 2020

Para las pruebas de natación, Omega ha instalado un innovador sistema de iluminación. El Swimming Light Show cuenta con luces montadas en los bloques de salida al final de la piscina. Cuando termina una carrera, un único punto grande indica qué atleta ha quedado en primer lugar, dos puntos de tamaño medio muestra quién ha quedado en segundo lugar y tres puntos de luz más pequeños confirman el tercer puesto. Este sistema permite que atletas y espectadores vean al instante el resultado de la carrera

No cabe duda de que, como afirma la propia marca, “el cronometraje está al borde de una revolución sin precedentes”