Maurice Lacroix ha elegido Madrid para presentar a nivel mundial su nuevo AIKON Quartz Chrono Camouflage, su modelo más urbano y moderno

El nuevo AIKON Quartz Chrono Camouflage ha sido diseñado para combinar a la perfección con esa selva que a veces resulta la gran ciudad. Y es que la variante de camuflaje que lo decora recuerda el escenario de hormigón, asfalto y fachadas de cristal que caracteriza tanto el ambiente urbano como el universo de Maurice Lacroix.

Este cronógrafo de cuarzo en edición limitada a 500 piezas posee un diseño puramente masculino, siguiendo los códigos de la moda callejera y un estilo “street camo”. Podemos decir que el AIKON Quartz Chrono Camouflage supone el primer modelo en la historia de la relojería, en el que este estilo no se emplea solo en la esfera o en el brazalete, sino en toda su superficie. De manera que, la esfera, la caja y el brazalete forman un encadenamiento de motivos ininterrumpidos. Por otra parte, su caja de acero de 44 mm de diámetro contiene un movimiento de cuarzo Swiss made, con función cronógrafo, dos contadores y fecha.

El AIKON Quartz Chrono Camouflage se completa con un brazalete de acero de cinco eslabones. Además, se ha equipado con el sistema EasyChange de Maurice Lacroix, el cual permite sustituirlo fácilmente por una correa de piel recubierta de lona técnica negra. Tanto el brazalete metálico como la correa de piel se entregan con el reloj en un estuche especial, también decorado con un motivo de camuflaje.

 Precio: 1.290 Euros