En el quinto aniversario de la colección, Audemars Piguet introduce el acero por primera vez en los Code 11.59. Seis nuevos relojes automáticos, tres agujas y cronógrafo flyback, que cuentan además con nuevas y atractivas esferas.  

Continuando con el mismo espíritu innovador y atrevido con el que nació en la primavera de 2019, Code 11.59 by Audemars Piguet da un giro este año hacia la modernidad y decide apostar por un material que, aunque muy conocido en la casa en la industria relojera en general, no había utilizado hasta ahora en esta colección.

Se trata del acero inoxidable, metal en el que la manufactura de Le Brassus ha creado una serie de seis nuevos modelos, automáticos y cronógrafos automáticos de 41 mm de diámetro. Inaugura así una estética completamente diferente que, no obstante, mantiene el ADN de la saga.

 

AP-Code-11.59-05

 

Un cambio que se acompaña de nuevas esferas con diseños creados específicamente para esta colección y que aportan una gran legibilidad. Realmente son cuatro modelos los que están realizados íntegramente en acero -dos automáticos tres agujas y dos cronógrafos- y dos -un tres agujas y un cronógrafo- los que combinan acero y cerámica negra en la carrura y la corona. 

 

La evolución natural 

Si en sus orígenes esta controvertida colección de Audemars Piguet optó exclusivamente por el oro blanco y el oro rosa de 18 quilates, en 2021 y 2022 incorporó en determinados modelos una carrura de cerámica negra o azul, consiguiendo así un aire decididamente más contemporáneo. Ahora es el turno del acero, que aporta un look considerablemente más moderno y deportivo.  

 

AP-Code-11.59-06

 

En este sentido, François-Henry Bennahmias, actual CEO de Audemars Piguet, asegura que “la llegada del acero a la colección Code 11.59 es parte de la evolución natural de esta línea orientada hacia el futuro”. Y es que, sin duda, abrirá la puerta a un nuevo cliente más joven y dinámico.  

Más allá de la imagen clásica con la que nació y la controversia que suscitó en su momento en el ámbito relojero, con el tiempo, Code 11.59 ha demostrado tener una gran versatilidad. Algo con lo que ya contaba el propio Bennahmias, que, buscando la diferenciación con el Royal Oak y el Offshore, dio luz verde a esta nueva colección que abría un interesante capítulo en la manufactura, metiéndola de lleno en el siglo XXI.  

A pesar de que no todo el mundo estuvo de acuerdo con su visión y los nuevos relojes fueron tan admirados como criticados, la colección siguió desarrollándose y creciendo en propuestas tanto estéticas como técnicas, con relojes sencillos o con complicaciones y grandes complicaciones, nuevas combinaciones de materiales y colores que ponen de manifiesto el dominio de la manufactura en el terreno de la tradición y la tecnología.  

 

AP-Code-11.59-01

 

No es de extrañar pues que en el último año de su mandato -está previsto que deje la dirección de Audemars Piguet a finales de este año-, Bennahmias haya decidido introducir el acero en esta colección, así como nuevos diseños de esferas. 

 

Una caja muy compleja 

Aunque la manufactura tiene un gran dominio en el uso del acero, justo es reconocer que la caja de los Code 11.59 es de las más complejas de la marca, por lo que su realización requiere de todo el saber hacer en mecanizado y acabados.

 

AP-Code-11.59-02

 

La compleja arquitectura de esta caja modular, que alterna superficies pulidas y satinadas, está formada por asas estilizadas soldadas al bisel extraplano, una carrura interna octogonal (quizá un guiño al Royal Oak) y un cristal de zafiro de doble curvatura, que permite una gran legibilidad de la esfera.  

 

Nuevo diseño para la esfera 

Precisamente el diseño de la esfera es otra de las innovaciones de la colección. Las seis nuevas referencias cuentan con un motivo creado para la ocasión en colaboración con el artesano guilloqueador suizo Yann von Kaenel. Se trata de un motivo compuesto de círculos concéntricos que forman una estructura en degradado.

El motivo de ondas que se mueven hacia afuera desde el centro de la esfera está decorado con cientos de minúsculas cavidades que propician el juego con la luz. Toda esta multitud de detalles que conforma la riqueza de esta ornamentación rinde homenaje a la artesanía de este artesano extremadamente talentoso”, explica la propia marca.  

 

AP-Code-11.59-03

 

Para realzar y dar mayor vistosidad al motivo, las esferas se han coloreado en un proceso de PVD para los tonos azules y verdes, y de galvanizado para el beige. Estas técnicas permiten preservar y resaltar los relieves estampados, intensificando la luz y creando un efecto ahumado.  

 

Legibilidad y precisión 

También los índices y las agujas han evolucionado. Así, los índices alargados de estas nuevas esferas sustituyen a los tradicionales números árabes que se mantenían en la colección desde sus inicios. Aplanados, facetados, pulidos y recubiertos de SuperLuminova, tanto los índices como las agujas están realizados en oro blanco de 18 quilates proporcionando un gran contraste con los tonos profundos de las esferas. Todo esto permite en una gran legibilidad, incluso en la oscuridad.  

 

AP-Code-11.59-09

 

Otro importante detalle del nuevo diseño de la esfera es el realce, que, rodeado por el bisel extraplano y más liso, reduce su inclinación para atenuar la diferencia de altura con la esfera. Mientras en los modelos anteriores de la colección se incluían marcadores cada cinco minutos, la nueva versión presenta una escala de los segundos más detallada, lo que redunda en una mayor precisión, a la que contribuye también la nueva tipografía de las cifras.   

Los tres colores de las esferas -azul Bleu Nuit, Nuage 50, emblemático de los Royal Oak, verde y beige- van a juego con una correa de caucho decorada con motivo textil y revestida de piel de becerro.  

 

AP-Code-11.59-08

Perfecta cronometría 

Estos seis nuevos relojes cobran vida gracias a dos movimientos automáticos de última generación y alto rendimiento. Son el calibre 4302 con indicación de segundos y fecha, que da vida a los modelos tres agujas, y el calibre 4401, cronógrafo automático integrado con rueda de pilares y función flyback.

Este último, el calibre 4401, está dotado con embrague vertical para evitar cualquier salto de las agujas al detener o iniciar el cronógrafo y de un mecanismo de puesta a cero patentado. El generoso diámetro de ambos, 32 mm, garantiza una perfecta cronometría.  

Para la ocasión, Audemars Piguet ha creado una nueva masa oscilante, esqueletada en oro rosa de 22 quilates, que, como los exquisitos acabados y decoraciones del resto del movimiento, puede apreciarse a través del cristal zafiro del fondo. 

 

AP-Code-11.59-07

Fichas técnicas 

Code 11.59 Automático  

Movimiento:
  • Automático, calibre 4302.
  • Frecuencia de 28.800 alternancias/hora.
  • 257 componentes.
  • Reserva de marcha mínima garantizada de 70 horas.
  • Funciones de horas, minutos, segundero central y fecha.  
Características:
  • Caja de acero inoxidable de 41 mm de diámetro y 10,7 mm de grosor.
  • Cristal de zafiro de doble curvatura con tratamiento antirreflejos.
  • Fondo transparente de zafiro.
  • Hermético hasta 30 metros.
  • Esfera azul o verde con índices aplicados y agujas de oro blanco de 18 quilates con revestimiento luminiscente y realce gris para el modelo con esfera azul y verde para el de esfera del mismo color.  
Otras versiones:
  • Existe también con carrura y corona de cerámica negra y bisel, asas y fondo de acero inoxidable.
  • Esfera en color beige ahumado con realce negro.
  • Correa beige. 
Brazalete:
  • Correa de piel y caucho azul o verde con hebilla ardillón de acero inoxidable. 

  

Code 11.59 Cronógrafo automático  

Movimiento:
  • Cronógrafo automático, calibre 4401.
  • Frecuencia de 28.800 alternancias/hora. 381 componentes.
  • Reserva de marcha mínima garantizada de 70 horas.
  • Funciones de cronógrafo flyback, horas, minutos, segundero pequeño y fecha. 
Características:
  • Caja de acero inoxidable de 41 mm de diámetro y 12,6 mm de grosor.
  • Cristal de zafiro de doble curvatura con tratamiento antirreflejos.
  • Fondo transparente de zafiro.
  • Hermético hasta 30 metros.
  • Esfera verde o azul con contadores de cronógrafo del mismo color con borde rodiado y subesfera de los segundos a las 6h también del tono.
  • Índices aplicados y agujas de oro blanco de 18 quilates con revestimiento luminiscente.
  • Realce verde para el modelo con esfera del mismo color y gris para el de la esfera azul. 
Otras versiones:
  • Existe también con carrura y corona de cerámica negra y bisel, asas, fondo y pulsadores de acero inoxidable.
  • Esfera beige ahumado con contadores de cronógrafo del mismo color con borde negro y subesfera de los segundos a las 6h en negro.
  • Realce negro.
  • Correa beige. 
Brazalete:
  • Correa de piel y caucho verde o azul, según color de esfera, con hebilla ardillón de acero inoxidable.