Con el impulso vehemente de Karl-Friedrich Scheufele y con la intención de rendir un merecido homenaje al genio relojero Ferdinand Berthoud. Así ha nacido la Chronométrie Ferdinand Berthoud, la nueva manufactura de Chopard Group.

Situada en el privilegiado pueblo de Fleurier, frente al conocido “Sombrero de Napoleón” que transmiten la calma y la serenidad necesarias para crear el perfecto ambiente de trabajo de los maestros relojeros, en sus estancias de madera reina la total concentración.

A la inauguración asistió el Consejero de Estado Jean-Nathanaël Karakash quien ayudó a Karl-Friedrich Scheufele en la ceremonia del tradicional corte de cinta. El evento continuó con los Encuentros del L.U.CEUM, museo inaugurado en 2006 como tributo al décimo aniversario de la Casa Chopard, y una lectura realizada por el experto en Alta Relojería Arnaud Tellier, quien hizo una fascinante presentación de la excepcional herencia dejada por el relojero del siglo XVIII.

La primera creación resultado del compendio de innovaciones que encarna el principio fundamental de la Casa de precisión cronométrica y el espíritu del antiguo relojero, es el Chronomètre Ferdinand Berthoud FB1, un tourbillon alimentado con un mecanismo de transmisión de huso-cadena, y calibre FB-T.FC, objeto de cuatro patentes y con certificación del Control Oficial Suizo de Cronometría. Toda una demostración de dominio técnico y estético con un futuro prometedor.