La nueva colección Mademoiselle Privé Bouton revive en la memoria la manga de la emblemática pequeña chaqueta negra de Chanel, trenzada y con el clásico botón.

Los nuevos relojes – joya Mademoiselle Privé Bouton de Chanel atraviesan la creatividad relojera, van más allá y rinden tributo a los oficios artísticos de la joyería y la costura. Y precisamente es el mundo de la costura el que ha servido en su diseño de gran inspiración, así como los sabios consejos de Mademoiselle Gabrielle Chanel. La elegante colección abre las puertas del universo íntimo de la gran dama de la moda francesa. Los maestros artesanos de la casa han creado una colección expresión máxima del savoir-faire de la excelencia de la Relojería, de la Alta Joyería y de otros Métiers d’Art del universo de la costura.

Chanel Mademoiselle Privé Bouton, detalle brazalete abierto

Recordando una de las habituales frases de la gran Coco Chanel: “No puede haber botones sin ojales”, el Estudio de Creación de Relojería de la firma ha conservado, en estos nuevos modelos, la función de apertura que suele tener el botón. De modo que al abrirlo deja admirar una esfera engastada con diamantes talla brillante como parte del reloj que guarda tras él. Una pieza con movimiento de cuarzo de alta precisión y funciones de horas y minutos, con fondo de oro blanco de 18k y 142 diamantes talla brillante engastados.

La línea Mademoiselle Privé Bouton se compone de siete relojes. En todos ellos, un brazalete de 35 mm se repliega y se cierra alrededor de la muñeca con un botón de 25 mm de diámetro. Rememora así el final de la manga de la icónica chaqueta de tweed de Chanel. Un botón que supone mucho más que un simple cierre. Como resultado, un toque exquisito, el mismo otorgado a sus emblemáticos trajes de chaqueta y que se convirtió en uno de los emblemas de la marca. Por aquel entonces, Coco Chanel ya elegía entre una gran variedad de motivos para el diseño de los botones, incluso recurriendo a algunos de los uniformes militares. En los nuevos relojes – joyas Chanel una perla puede ser un botón, pero también un león en oro esculpido, una camelia de diamantes, un motivo bizantino o el perfil de Mademoiselle Chanel en ágata.      

Chanel Mademoiselle Privé Perle
Chanel Mademoiselle Privé Perle

Chanel Mademoiselle Privé Bouton en tweed

En cinco de los modelos Mademoiselle Privé BoutonPerle, Lion, Camélia, Camée y Byzantin– el brazalete está realizado en tweed negro con un ribete de cuero dorado. Y alrededor del botón que custodia el secreto reloj en su interior, un cordón en oro amarillo con 52 diamantes talla brillante engastados. En la versión Perle el elegante botón está formado por media perla blanca australiana de 15 mm de diámetro. Por su parte, la línea Lion en edición limitada a 55 unidades utiliza uno de los iconos de la casa, el león, como botón. Es una cabeza de león en oro amarillo la que custodia el reloj – joya que guarda en su interior.

Entretanto, en el Mademoiselle Privé Bouton Camélia, en edición limitada a 55 ejemplares, Chanel ornamenta su botón con el grabado de una flor de camelia. Un grabado en el que los pétalos de oro amarillo aparecen engastados con 50 diamantes talla brillante junto a un diamante central de 0,5 quilates. Finalmente, también en tweed, dos ediciones limitadas a 5 unidades, las versiones Camée y Byzantin. El botón del modelo Camée reproduce grabado sobre una ágata nicolo, el perfil de la célebre Coco Chanel. Mientras, la versión Byzantin utiliza para el motivo bizantino que corona su botón, 1 diamante talla cojín de 1,5 quilates, 4 diamantes talla cojín de 2 quilates, 4 diamantes de talla pera y 8 diamantes de talla brillante.

Chanel Mademoiselle Privé Ganse de Diamant
Chanel Mademoiselle Privé Ganse de Diamant

Chanel Mademoiselle Privé Bouton Alta Joyería

Las otras dos son piezas excepcionales de Alta Joyería. Por un lado, el Mademoiselle Privé Bouton Ganse de Diamant, una edición limitada a 5 ejemplares con 510 diamantes. Su brazalete es de oro blanco con un revestimiento liso en color negro y un ribete formado por 316 diamantes de talla brillante engastados. Su botón, media perla blanca australiana como en la versión Perle. Por otro lado, el Mademoiselle Privé Bouton Serti Neige, una pieza única cuyo botón luce un motivo bizantino. En esta ocasión, los diamantes engastados no solo aparecen bordeando el brazalete sino en su totalidad. Utilizando una técnica de engastado conocida como “nieve” y diferentes tamaños de piedras, no se aprecia en la superficie ningún espacio vacío. En total, este especial reloj – joya cuenta con 2.490 diamantes.

Chanel Mademoiselle Privé Serti Neige
Chanel Mademoiselle Privé Serti Neige