La nueva colección de joyas de Bvlgari, Fiorever, se inspira en la pasión romana por la vida y su brillante alegría de vivir. Como símbolo, una flor salvaje, la misma que decora los frescos hallados en la antigua ciudad de Pompeya.

En esta ocasión, Bvlgari combina la palabra italiana “fiore” y la inglesa “forever” para dar nombre a una nueva colección de joyas, una colección de “flores para siempre”. Con Fiorever, la casa busca inmortalizar las efímeras flores en diamantes que perduran eternamente, dando lugar a una joya tan atrevida y duradera como la propia Ciudad Eterna. Un emblema, la flor, que forma parte del saber-hacer de Bvlgari, pues sus maestros joyeros llevan más de 100 años utilizándola como motivo perdurable. 

Bvlgari Fiorever

La nueva colección Fiorever presenta collares y colgantes, pendientes, pulseras y anillos, en los que la principal protagonista es la flor de cuatro pétalos, tan venerada por los romanos como símbolo de felicidad y alegría. En oro blanco u oro rosa, y acompañados por diamantes, combinan a la perfección con el estilo de la mujer actual.

Como novedad en este año están disponibles con brillantes y atrevidos diamantes amarillos ocupando el centro de la flor. Así, podemos encontrar un colgante formado por una sola flor acompañado por una cadena salpicada de diamantes, que armoniza con unos pendientes de aro con diamantes, unas pulseras abiertas cuyos extremos terminan en flor y anillos a juego. 

Sin embargo, el trabajo de los maestros joyeros de Bvlgari no se limita a esas creaciones. También están disponibles diversas joyas pavé conformadas a modo de cascada de flores con diamantes, en las que algunos de los pétalos están ligeramente levantados pareciendo reproducir el movimiento de una flor natural.