Un Blancpain Fifty Fathoms edición limitada con los símbolos y estampados que mejor representan a estos pioneros. 

Jean-Jacques Fiechter, a su llegada al frente de Blancpain comenzó a trabajar en un instrumento fiable y robusto. Un medidor de tiempo que pudiera acompañarlo en sus aventuras submarinas. Fue todo un desafío para el buzo emérito, pues en aquella época no existía ningún precedente del que partir. Blancpain Fifty Fathoms rinde homenaje a la colaboración original que emprendió con la Unidad de Nadadores de combate franceses.

Sus propias experiencias le ayudaron a definir y desarrollar las especificaciones fundamentales que debe tener un reloj de buceo. Agujas e índices luminiscentes que contrasten con la esfera oscura. Un bisel giratorio protegido, movimiento automático y una perfecta estanqueidad y caja antimagnetismo. 

Paralelamente, el capitán Robert Maloubier y el teniente Claude Riffaud, emprendieron la búsqueda de un reloj adecuado para sus expediciones. Fue entonces cuando los fundadores del cuerpo “Nadadores de combate” supieron que una manufactura suiza estaba probando un nuevo modelo. 

Un reloj destinado a acompañar a los mas intrépidos exploradores

En el año 1953, Blancpain pudo entregar a los franceses un instrumento que cumplía con todo lo esperado. El reloj superó de forma sobresaliente todas las pruebas. Se convirtió en uno de los componentes básicos del equipo de nadadores de combate del ejercito francés. 

En un sentido homenaje a esta colaboración, Blancpain ha querido desvelar una edición especial limitada a 300 ejemplares. El Fifty Fathoms ha sido apoyado por el ejercito francés, que ha autorizado a la manufactura a utilizar algunas insignias. El ancla central dedicada a los marinos y rodeada por dos caballitos de mar alados representa a marinos y paracaidistas. 

Apreciamos también un segundo emblema, el número 7. Esta es la profundidad máxima en metros a la que pueden descender los buceadores militares con oxígeno puro. Una cifra que se ha vuelto fetiche en este ámbito. 

Fiabilidad y resistencia para sobrevivir en el océano

Fiel a su reputación, la edición especial “Nagerus de Combat” garantiza su robustez y fiabilidad gracias al movimiento automático 1315. El reloj está dotado de un calendario visible a través de una ventanilla. Posee una espiral de silicio que hace las veces de escudo antimagnético. 

Igual que en el original, las agujas e índices del reloj son luminiscentes y contrastan con la esfera negra mate. Otra de sus sutilezas es que las agujas están pintadas de blanco, como los relojes de la época. Un reloj con espíritu vintage que recupera la referencia a las 12h y el bisel giratorio unidireccional negro. El Fifty Fathoms “Nageurs de Combat”  edición limitada es el capitulo mas reciente de Blancpain y los océanos.