Hublot comienza 2016 con un giro radical a las series de relojes totalmente negros u opacos. Ahora aspira a la transparencia absoluta con el nuevo Big Bang Unico Sappire, una edición limitada a 500 piezas que presentará en la próxima feria de Baselworld.

El cuerpo del Big Bang Unico Sapphire está realizado completamente en el material más duro disponible en relojería: el zafiro. Su bisel, la caja, el fondo y los cristales se rinden a este mineral tan duro que solo el diamante y él mismo pueden cortarlo. Hay que imaginar entonces la dificultad de trabajarlo para hacer una caja de 45 mm de diámetro, los cientos de horas de fabricación necesarias, sobretodo con las complejas formas del Big Bang.

Con movimiento mecánico de cuerda automática, su calibre HUB 1242 Unico no ha sido nunca tan visible como hasta ahora bajo la esfera transparente y bajo todos los ángulos, en concreto la rueda de pilares situada a las 6 horas. 36 rubíes, 28.800 alternancias/hora, cronógrafo de rueda de pilares con retorno en vuelo y doble embrague, y una reserva de marcha de 72 horas destacan en cada una de estas piezas que presentan funciones de horas, minutos, segundos, fecha y cronógrafo con totalizador de 30 minutos. Su esfera de resina composite transparente pulida y esqueletada y la pulsera transparente con cierre desplegable en titanio completan este modelo con hermeticidad hasta 50 metros.

Hublot reserva esta edición especial a los amantes de los cronógrafos, del Big Bang, de la transparencia y de la relojería.