La manufactura suiza esta orgullosa de presentar su primera boutique IWC en la capital. 

La boutique IWC fue diseñada por arquitectos de la casa, y albergará toda la colección, y relojes de edición limitada. El diseño interior tiene tonos beige suaves y toques de madera de nogal con acabados Macasar oscura. Reconocida por su ingenio técnico, la boutique ha abierto en el numero 15 de la calle Ortega y Gasset

El deseo de la marca es crear un espacio vivo relacionado con el arte. Para ello cuenta con una zona de exhibición con un grabado a mano alzada de un reconocido artista japonés. 

Dividido en 2 plantas con distintos ambientes, es la ubicación ideal y la progresión acertada de la marca en Madrid. El director de la marca IWC, Olivier Lebegue declaró: “Consideramos España como un mercado con mucho potencial para la marca. Queríamos crear un punto de referencia en el corazón de la ciudad de Madrid. La boutique permitirá crear conciencia de marca y ganar visibilidad, es una ubicación excelente.”